domingo, 17 de agosto de 2014

El Nuremberg japonés

El 19 de enero de 1946, el general Douglas MacArthur, comandante supremo aliado en Japón, hacía pública la orden que iniciaba el proceso a los criminales de guerra japoneses.

Tojo, ministro de la Guerra japones
El ministro de la Guerra y primer ministro nipón, Tojo, sería ejecutado.

- Similitudes del Juicio de Tokio con el de Nuremberg


Celebrado en Tokio durante nada menos que 417 días, el juicio reunía una gran apariencia formal con el de Nuremberg -el acta de acusación contenía los cuatro cargos esgrimidos en la ciudad alemana-, y un Tribunal militar en esta ocasión compuesto por once naciones -Australia, Canadá, China, Francia, Holanda, India, Filipinas, Nueva Zelanda, Unión Soviética, Gran Bretaña y Estados Unidos. Su presidente fue el australiano William Webb.

martes, 8 de abril de 2014

Las horas sombrías de Blitz en Londres

El libro del escritor inglés Constantine Fitz-Gibbon "El Blitz", nos hace revivir las horas dolorosas de una capital sometida a un ataque sin precedentes en la historia, que pudo salvarse de ser completamente destruida gracias a la tenacidad de su población.

Blitz

Cuando pensamos en el "blitz", la primera imagen que surge ante nuestros ojos no es la de los edificios derrumbándose en llamas entre el fragor de las explosiones, sino la del indescriptible amontonamiento de hombres y mujeres que pasaban la noche en los andenes del metro. En principio, la gente no estaba autorizada a instalarse en ellos antes de las cuatro de la tarde. Sin embargo, a fin de tener la seguridad de encontrar sitio, las mujeres se ponían a hacer cola o enviaba a sus hijos desde las diez de la mañana. Los golfillos de Londres, que antes de la guerra se ganaban algunas perras revendiendo localidades para los teatros, idearon un truco: señalaban unos "sitios" en el andén con unos harapos y salían a revenderlos por cantidades variables. De esta suerte cada familia o cada grupo tenía su lugar reservado. Los demás llegaban más tarde, al terminar su trabajo. A partir de las cinco era imposible encontrar un buen sitio. A las ocho, los últimos en llegar sólo podían instalarse en lo alto de las escaleras mecánicas, bajo un techo de vidrio, lo cual era mucho más peligroso que quedarse en la calle.

lunes, 2 de diciembre de 2013

La última salida

Uno de esos jóvenes héroes a los que Inglaterra debió su salvación en aquellas horas sombrías, Richard Hillary -a quien suele llamarse el Saint Exupéry inglés-, cuenta su vida de piloto y su último combate, del que debía salir terriblemente desfigurado.

Pilotos ingleses 2GM

"Escuadrilla para el sur. Un automóvil vendrá a recogerlo a las 8. Firmado, DENHOLM." Aquélla fue la noche en que la guerra empezó para nosotros.

jueves, 28 de noviembre de 2013

"Yo, el general De Gaulle"

En las horas tal vez más negras de su historia, en junio de 1940, el honor de Francia encarnó en un general de brigada: Charles de Gaulle, desprovisto de poder, aislado y condenado más arde a muerte por traidor. Robert Aron, el autor de la magistral "Historia de la Liberación", refiere aquí, en una crónica apasionante, hechos todavía pocos conocidos sobre las primeras semanas pasadas en Londres por el héroe del 18 de junio.

General De Gaulle

El 6 de junio de 1940, por la mañana, De Gaulle es nombrado subsecretario de Estado para la Guerra. De este modo, de jefe militar, el general De Gaulle se convierte en hombre de gobierno. Su subsecretaría de Estado depende directamente del presidente del Consejo, Paul Reynaud, que se ha hecho cargo de las carteras de Defensa Nacional y Asuntos Exteriores. Cumple una función subordinada, pero importante, en un equipo ministerial en que el mariscal Pétain es vicepresidente del Consejo.

En la carrera del general, la fase militar termina y la fase política comienza.

martes, 26 de noviembre de 2013

Francia de rodillas

El "milagro de Dumkerque" había permitido a unos 340.000 combatientes escapar de los ejércitos alemanes y llegar a Inglaterra. Comparada con los desastres de mayo, esta acción temeraria adquiría caracteres de victoria. Pero Churchill no se dejaba engañar: "Las guerras no se ganan con evacuaciones", declaró ante los micrófonos de la B. B. C. Los aliados habían sufrido un colosal desastre militar, y ya nada, al parecer, podía oponerse a que los ejércitos alemanes se desparramasen por Francia. Aquel mismo 3 de junio -último día de la evacuación de Dunkerque-, París sufrió un bombardeo que ocasionó cerca de 300 muertos en la población civil. Apenas terminada la batalla de Flandes, las fuerzas alemanas se reagruparon y, en la mañana del 5 de junio, 150 divisiones emprenden la ofensiva. El 5 de junio, en su orden del día, Weygand declara: "La batalla de Francia ha empezado. La orden es defender nuestras posiciones sin pensar en retroceder. Aferraos al suelo de Francia y mirad siempre hacia adelante." Pero la "línea Weygand" de resistencia no tarda en ser arrollada en todos los frentes. Aprovechándose de su aplastante superioridad en bombardeos, en tanques y en tropas motorizadas, los alemanes rompen el frente del Somme el 6 de junio; el 7, el frente del Aisne cede a su vez. El 9, el ala derecha de la Wehrmacht se apodera de Rouen. París está amenazado. El derrumbamiento empieza y no tarda en precipitarse. Los alemanes cruzan el Sena el 10, y el Gobierno francés decide abandonar París y trasladarse a Tours. Desde el Aisne al Somme todo es una inmensa retirada, llena de desorden y confusión.

Capitulacion francia

Para abrumar a una nación al borde del desastre, Italia declara la guerra a Francia el 10 de junio. El presidente Roosevelt, en un discurso pronunciado en Virginia, calificó de esta forma aquel gesto vergonzoso: "... El día 10 de junio, la mano que empuñaba el puñal ha herido por la espalda a su vecino." Del mal, el menos. La "puñalada" de Mussolini sirvió para confundir al Duce fanfarrón. En la frontera italiana, todos los asaltos de las tropas fascistas fueron rechazados por las tres divisiones francesas en los Alpes. Solamente el 24 de junio, cuando ya el armisticio había sido firmado, las tropas italianas ocuparon Menton.